Una madre se preguntaba por que la tumba de su hijo siempre estaba muy verde, la razon no la creeras

Rachel y Raymond Villasenor, habitantes de Texas (EE.UU.), perdieron a su hijo Joseph en un accidente de coche cuando solo tenía 36 años. A pesar de ser tan joven, Joseph ya era un veterano de las Fuerzas Aéreas con muchos años de servicio. Un día que Rachel y Raymond fueron a visitar la tumba de su hijo, se sorprendieron mucho al ver que los fuertes rayos de sol habían secado el césped y todo estaba de muerto y de color marrón… excepto la tumba de Joseph, que lucía fresca y verde. Los padres no pudieron explicarse lo que estaban viendo. Pero después un secreto salió a la luz.

El viudo Jake Reissig había perdido a su esposa un año antes y visitaba su tumba todos los días. El hombre de 86 años le llevaba rosas frescas de su jardín, le contaba cómo le había ido durante el día y, en épocas de sequía, regaba su tumba dos veces al día. Entonces notó que una chica se arrodillaba a diario ante una tumba y lloraba con amargura. Era la hermana de Joseph. El anciano se acercó a la chica para consolarla y escuchar la historia de su pérdida. Cuando ella se fue del cementerio, Jake tomo una decisión: regaría la tumba del chico como un homenaje a sus años de servicio y a su vida en general, la cual perdió demasiado joven.

Así que a partir de entonces había dos tumbas en el cementerio verdes de esperanza y relucientes de vida. Cuando Rachel y Raymond, los padres de Joseph, supieron la verdad, fueron a darle las gracias a este viudo por este gran favor y lo abrazaron con fuerza. “Fue increíble descubrir que un desconocido se tomó tanto tiempo para cuidar la tumba de nuestro hijo, a quien ni siquiera conoció”, dijo Rachel con lágrimas en los ojos. ¡Qué gesto tan hermoso de este anciano! ¡No cabe duda de que tiene un corazón de oro!

About these ads
About these ads

Comments

Be the first to comment

Leave a Reply