Un verdadero milagro: Este remedio casero cura los talones agrietados, callos y varices en solo 10 días

Aunque muchos no lo saben la piel es el órgano más extenso de todo el cuerpo humano y uno de los más importantes, ya que nos aporta protección de factores externos que puedan afectar el interior de nuestro cuerpo.

Por esta razón es fundamental protegerla y cuidarla, sin embargo hay ciertos padecimientos que afecta a una gran parte de las personas y es la resequedad, por esta razón en el especial de hoy te presentamos algunos remedios naturales para combatirla.

Una de las formas más frecuentes de resequedad en la piel se presenta en los talones de los pies, donde se puede observar que cuando la piel se reseca se escama y pica, y además de representar un problema antiestético también pueden causar mucho dolor, especialmente cuando las grietas son profundas pudiendo ocasionar incluso sangrado.

Algo que muchas personas desconocen es que el exceso de resequedad en la piel, sobre todo en los talones, suelen agrietarse y sangrar siendo en este momento susceptible a las infecciones, porque en estas grietas abiertas se puede acumular grandes cantidades de suciedad.

Dile adiós a la resequedad de tus pies, callos o varices

Es importante destacar que la piel callosa ubicada en la zona de  los pies es normalmente el resultado de la acumulación de células muertas de la piel, que a su vez conduce a la mala circulación y elasticidad.

Pero aunque esto suene un poco alarmante es importante conocer que existen tratamientos naturales que lo pueden eliminar para siempre piel gruesa es definitivamente, desde hace muchos años la mejor manera de combatir esta condición es con la ayuda de  una piedra pómez,  después de tener una ducha ya que en este momento es cuando la piel de los pies se encuentra más suave.

Adicionalmente existe un excelente tratamiento natural que combatirá para siempre esta condición, para aplicar este tratamiento solo necesitarás 10 tabletas de aspirina (300 mg), y 250 ml de brandy o el 70% de alcohol. El procedimiento es muy sencillo en primer lugar aplasta las aspirinas hasta obtener polvo de aspirina y luego mezcla con el alcohol, luego deja reposar esta preparación por tres días.

La aplicación es muy sencilla, agita la mezcla y con ayuda de un algodón aplica la mezcla en tus talones, callos o varices luego envuelve con una gasa y recubre con una media, deja actuar en la noche y en la mañana retira con abundante agua y aplícate una crema hidratante en la zona.

About these ads

Comments

Be the first to comment

Leave a Reply