Tips para no volverte esclavo del celular

BARCELONA 27/09/2013 USUARIOS DE SMARTPHONES TELEFONO MOVIL EN LA FOTO PL CATALUNYA FOTO FERRAN NADEU BARCELONA 27/09/2013 USUARIOS DE SMARTPHONES TELEFONO MOVIL EN LA FOTO USUARIO CON UN IPAD TABLET O PLAYSTATION EN CARRER BANYS VELLS DEL BORN FOTO FERRAN NADEU

El ritmo acelerado al que avanza la tecnología hace que los teléfonos celulares tengan cada vez más funciones que nos ayudan a resolver con mayor rapidez distintas situaciones tanto laborales como personales.

Contestar un mail urgente, informarse de las noticias vía Twitter, compartir fotos en Facebook, subir a Instagram la imagen de la ensalada que estás comiendo, chatear con tu mejor amiga por WhatsApp o matar el tiempo jugando al Candy Crush… es innegable que los smartphones cambiaron nuestros hábitos.

Pero, ¿qué pasa cuando estar siempre conectado se convierte en un arma de doble filo? De pronto esto mismo que nos resulta tan beneficioso hace que el ámbito laboral invada nuestro espacio personal o que se vean afectadas las relaciones interpersonales con nuestros pares en la vida real. Y hasta también puede perjudicar nuestra salud: ya son varios los expertos que advierten sobre la ansiedad que ocasiona en algunas personas olvidarse el teléfono en casa (síntoma que tiene el nombre de nomofobia), quedarse sin batería o no conseguir señal para conectarse a Internet.

¿Te sentís identificado? Te pasamos algunos tips para poner en práctica y mejorar tu calidad de vida:

No tengas configurado tu correo electrónico laboral en el celular. Si esto no es posible, no lo chequees ni respondas ningún mail fuera de tu horario de trabajo. Nada de lo que te envíen un viernes por la noche es tan urgente que no pueda esperar al lunes por la mañana.
Cuando salgas a comer con amigos o con tu pareja, no dejes el móvil sobre la mesa. Mantenelo guardado en tu cartera para evitar estar mirando de reojo la pantalla. Concéntrate en la charla y en disfrutar el momento.
Dejá el teléfono en casa cuando hagas actividades deportivas o cuando vayas a la piscina o a la playa.
Mantenete firme y limita el uso del teléfono a lo estrictamente necesario. Ocupá tu tiempo en actividades que estimulen tu intelecto como leer un libro, practicar algún hobby o ver esa película que tienes relegada desde hace tiempo.
Nada supera una charla cara a cara. Dejá de lado el chat y organiza reuniones con esas personas a las que no ves hace tiempo para tener una conversación gratificante.
Apagá el móvil a la hora de irte a dormir y no lo dejes en tu mesa de noche.
Contratá un abono controlado en tu compañía telefónica. Esto ayudará a que no abuses del uso del teléfono y puedas autolimitarte.
Cuando estés estudiando, trabajando o realizando alguna tarea que necesita concentración, apagá el celular o déjalo en otra habitación.

Te puede interesar

Comments

Be the first to comment

Leave a Reply