Tiene un esposo de 75 años y le preguntan como le va a la hora de hacer el…

En la vida no siempre se dan las cosas como las esperamos, pueden existir variaciones pequeñas o tal vez muy grandes, pues algunas situaciones pueden dar un giro a tu forma de pensar o a tus intereses en general. Esto puede ocurrir en diferentes ámbitos de la vida, en el amor, en el trabajo, en la familia, entre otros.

Siempre aunque esperemos lo mejor para nosotros mismos, debemos estar conscientes que estas variaciones existen, para que no te tomen por sorpresa, sin embargo, se lucha por obtener lo mejor y no es para menos.

Así es como el día de hoy te hemos traído este artículo para que veas un ejemplo que ocurre con bastante frecuencia y que atrapa a las personas por no estar alejado para nada de la realidad. Es momento de conocer al respecto:

Se trata de la historia de una chica de 25 años, casada desde hace 3 años, quien estudia 7mo semestre de comunicación social. Un día decidió tener una cita con su amiga del colegio, se fueron a tomar un café para conversar un rato y ponerse al día a cerca de sus vidas, ya que tenían tiempo con una comunicación muy puntual.

n medio de la conversación, su amiga le pregunta sobre su matrimonio y su vida en pareja, a lo que la chica contestó: Estoy casada, mi esposo tiene 75 años, es un señor muy caballeroso, me da todo lo que quiero, me lleva al cine, todos los días me obsequia rosas, me lleva al teatro, viajamos frecuentemente, nuestro último viaje fue a Hawai, me compra toda la ropa y joyas que quiero, todas las noches salimos a cenar a restaurantes caros y lujosos. Vivimos en una mansión, tenemos varias chicas de servicio porque no deja que haga nada, nunca tuvo hijos porque su anterior esposa tenía problemas de fertilidad, la verdad disfruto mucho mi vida con mi esposo.

Su amiga completamente anonadada con esta vida tan estupenda le pregunta; ¿Y en la cama? (Aunque es una pregunta muy íntima, estas chicas se tienen mucha confianza, pues son amigas desde el colegio)

La chica de 25 años respondió: en la cama hacemos el tratamiento, la amiga ajena al término le pregunta enseguida ¿Qué tratamiento? y la chica de 25 años respondió: él trata y no miento.

Era obvio que su amiga quedara en shock, pero es así como sucede la vida de esta joven, pues por tener todos los lujos y ventajas está dispuesta a llevar una vida de este modo con un señor de 75 años, quien podría ser su abuelo.

Aunque al parezca que todo marche perfecto, ya vemos que siempre hay detalles de por medio, esta chica ha llegado a ser la envidia de otras jovencitas por todo lo que disfruta, pero a cambio sólo funciona con el método del tratamiento.

La chica comentó posteriormente que esto es lo más común en los amigos de su esposo, agregando: ya tengo un círculo de amigas de mi edad, con esposos como el mío, hemos aprendido a llevar esta vida.

About these ads
About these ads

Comments

Be the first to comment

Leave a Reply