Su hijo maltrató cruelmente a una niña en la escuela, pero lo que hizo cuando su madre cuando se entero fue…

El bullying en la escuela es una situación embarazosa por la que muchos niños pasan, sin siquiera desearlo. Es un momento donde son humillados públicamente por sus compañeros y esto marca sus vidas de una manera significante.

A pesar de que muchas madres toman a la ligera los comportamientos de sus hijos, hay otras que hacen justamente lo contrario: intentan hacer consciencia en sus hijos, dándoles una terrible reprimenda que nunca podrán olvidar.

Es el caso del pequeño Terri Day Evans, quien en el primer día de clases de la escuela, humilló frente a muchos compañeros a una chica que estaba ingresando nueva en el plantel, y hasta provocó que el zapato de la chica se rompiera. Conoce la historia completa aquí:

La reprimenda “social” de Terri

Con tan solo 12 años, Terri decidió avergonzar públicamente a una compañera nueva de clases, en el primer día de escuela. Pero si estás pensando que fueron los padres de la pequeña chica quienes tomaron medidas en contra de Terri, te equivocas: fue la propia madre del muchacho quien decidió hacerlo.

Normalmente los regaños de mamá los recibimos al llegar a casa, pero la madre de Terri no estaba satisfecha con esto, por lo que decidió publicar la reprimenda a través de su red social Facebook, y etiquetar a su hijo sin más y sin menos.

En la publicación le reclamó el hecho de haber ofendido a su compañera y además expresó que usaría su regalo de cumpleaños para poder compensar los daños que la chica ha sufrido. Sus palabras textuales fueron:

“Es absolutamente indignante que mi hijo de 12 años haya decidido darle un pisotón a propósito a la chica nueva de la escuela para dejarla en ridículo frente a todos sus compañeros. La pisó con tanta fuerza que le rompió uno de sus nuevos zapatos. Te diré una cosa Jacob, si te atreves a acosarla de nuevo o a cualquier otra persona de esa manera, yo personalmente te llevaré ante sus padres para que hagas la tarea que ellos quieran y durante el tiempo que ellos vean conveniente. Y di adiós a tu dinero de cumpleaños porque va a servir para comprarle a la chica un nuevo par de zapatos y un ramo de flores.”

Lo que pasó después fue que surgieron muchas críticas juzgando la manera de actuar de la madre, pero ella muy decidida en una segunda publicación se defendió diciendo lo siguiente:

“Para responder a algunas preguntas, sí, mi hijo podía verlo, fue etiquetado antes de que la imagen se hiciese viral (algo que nunca imaginé que pasaría) así sus amigos pueden ver que sus actos tienen consecuencias. Él no es grande, ni listo, ni duro o gracioso, es solo un chico de 12 años que debe responder ante su madre. No me importa mucho quién esté de acuerdo con mi forma de ejercer como madre, mi hijo humilló y avergonzó a una chica, independientemente de su razonamiento (el cual era que no esperaba romperle su zapato, pensaba que como mucho la haría tropezar).”

“Esa pequeña niña aún sigue llorando porque, para quién no lo sepa, abandonó su antigua escuela porque sufría acoso escolar, así que imaginad lo muchísimo le pudo afectar el ridículo acto de mi hijo. Así que francamente, la vergüenza que puede pasar mi hijo no es nada en comparación con la humillación que esa pequeña niña tuvo que afrontar cuando andaba por ahí con un zapato roto y los ojos enrojecidos por haber estado llorando, y todo en su primer día de colegio.”

“Pss…por supuesto me he sentado y he hablado con mi hijo sobre su conducta, no lo he etiquetado simplemente en esta publicación. Estoy completamente segura de que fue una simple ocurrencia de niños que no volverá a pasar.”

 ¿Y tú? ¿Crees que esta actuación de la madre fue la correcta?

 

About these ads
About these ads

Comments

Be the first to comment

Leave a Reply