Perdió 45 kilos en 7 meses comiendo solo pizza

Si llevás una vida tratando de perder peso, definitivamente te va interesar la forma en que este chef de Nueva York perdió la friolera de 45 kilos, comiendo pizza todos los días durante siete meses. Seguramente vaya en contra de todos y cada uno de los tips de dieta que alguna vez te hayan dado, pero bueno, la prueba está ahí mismo en la masa. O en este caso, en la pizza

pizza-diet-600x450-1

El Chef Pasquale Cozzolino reveló que aumento la colosal cifra de 167 kilos luego de mudarse a los EE.UU. desde Italia. “Descubrí las Oreo, que nunca tuvimos en Italia”, confesó. “Era como una adicción. Me gustaba comer 10 o 12 galletas Oreo, y con el tiempo incluso me comí toda la caja. Era como una droga para mí”. También estaba bebiendo dos a tres latas de soda al día en un momento dado.

Estos hábitos hicieron que Cozzolino aumentara tanto de peso que ya no podía hacer las cosas que amaba, como jugar con su hijo en el parque. Llevaba los pantalones con una cintura de 122 cm y sus médicos le advirtieron que tenía un alto riesgo de contraer enfermedades del corazón. “Tenía problemas de rodilla, problemas de espalda, tres úlceras en el estómago”, dijo.

Así que Cozzolino decidió hacer algo acerca de su situación, renunciar a las gaseosas y a los dulces, y volver a la dieta mediterránea con la que se crió en Nápoles. Y eso implicaba un montón de pizza. Comenzó a hacer la pizza margherita tradicional en casa todos los días para el almuerzo, usando una receta familiar de 300 años. La masa contiene sólo cuatro ingredientes: harina sin blanquear, agua, sal marina, y levadura; sin la mantequilla o manteca de cerdo que se encuentra típicamente en pizzas de Nueva York. “Mezclamos todo junto”, explicó. “Se deja descansar por 36 horas, y luego el gluten ya no tiene más peso.” El chef condimenta la pizza de 30 centímetros con salsa de tomate, albahaca y mozzarella fresca, sumando un aporte calórico total de 600.

Con el almuerzo resuelto, comenzó a pensar en el desayuno y la cena. Y lo ha hecho bastante bien: eligió un buen desayuno con cereal multigrano, fruta, jugo de naranja y café. Su cena es relativamente más pequeña, consiste en una pequeña ensalada con un poco de proteína, la mayoría de comida de mar, y una copa de vino. Su consumo total de calorías es ahora de unos 2.700 al día.

La dieta de Cozzolino suena fácil, pero admite que la reducción de la cantidad de azúcar y calorías no fue sencilla. Sufrió dolores de cabeza y mal humor en los primeros meses. Pero entonces su cuerpo empezó a asentarse y comenzó a dejar de lado el peso. Perdió 18 kilos en tres meses, y después de un breve viaje a Nápoles, donde vio hombres muy entrenados en la playa, se inspiró para perder más.

pizza-diet3-600x450

Comer pizza todos los días le ayudó a mantenerse alejado de la comida chatarra, y con las galletas Oreo. Cozzolino tiene un buen equilibrio de proteínas, carbohidratos y grasas en su dieta. En menos de un año, se las ha arreglado para perder más de 45 kilos. Ahora cree que el secreto de su pérdida de peso radica en el cambio a los ingredientes naturales. “Les puedo decir que cuando voy a la tienda de alimentos siempre busco la etiqueta”, dijo. “Si tiene más de 10 ingredientes, lo descarto.”

Crease o no, los expertos en nutrición aprueban los cambios en la dieta de Cozzolino. “Tiene que ser seguro, simple, y sostenible”, dijo la doctora Jennifer Aston, corresponsal de Women’s Health para ABC News. “La otra cosa, y Pasquale es un ejemplo perfecto de esto, sobre todo con su origen, los alimentos deben ser un placer. Deben ser nutritivos y deliciosos”.

Te puede interesar

Comments

Be the first to comment

Leave a Reply