No siente dolor, sueño ni hambre y es solo una pequeña

Olivia Fransworht es una niña como cualquier otra, lleva una vida normal al lado de sus padres, pero sin duda su caso llama mucho la atención, por lo que no resulta que su caso ronde en distintos medios.

A diferencia de otras niñas Olivia, no siente la necesidad de descansar llegando a casa luego de un día de escuela, no llora, no siente temor, sueño ni hambre.

Su extraño caso responde a la ausencia del cromosoma 6, lo que hace que Olivia, por ejemplo, pueda estar hasta tres días sin dormir. Como apunta su madre, Niki Trepak, la pequeña de 7 años tampoco conoce el peligro. De hecho, solventada la ausencia de sueño con medicamentos, la principal preocupación de sus padres es que no tiene miedo a arriesgarse porque no siente dolor.

Hay muchos casos con anomalías similares, lo extraño es que nunca antes se han visto estos tres síntomas en una única persona, como le ocurre a Olivia.

1454095359_476026_1454095555_noticia_normal

Te puede interesar

Comments

Be the first to comment

Leave a Reply