Niño de 4 años pasó por 26 cirugías para tratar dolencia que causa manchas mortales

Un niño de cuatro años, de Atlanta, Georgia (EE.UU), nació con una rara enfermedad llamada nevo melanocíticos congénito, que afecta a uno de cada 20.000 bebés.

La condición hizo que el 80% de su cuerpo quedara cubierto con machas negras. Sus padres, Kara Little, de 38 años, y Nikki, de 33, descubrieron que, de no tratarse, cada una de las manchas podría convertirse en un cáncer. El tratamiento consiste en poner expansores rellenos de solución salina debajo de la piel del niño, para estirarla. Este proceso es similar al utilizado para la aplicación de implantes de mama.

Tres meses después de la cirugía, los implantes se retiraron y la piel expandida se utilizó para cubrir las áreas en que las manchas fueron removidas. El niño pasó por un total de 26 operaciones y como resultado se eliminaron más del 50% de las manchas.

De acuerdo con Kara, cuando nació el bebé todo su cuerpo estaba cubierto de manchas, incluyendo la cara, los brazos y las piernas. La mayoría de ellas comenzaron en el oído y llegaron hasta el hombro, el vientre y la espalda. “Esperamos que las machas no se vuelven cancerosas, podría desarrollar cáncer en cualquier momento”, dijo la madre.

Sobre los procedimientos, Kara dijo a un periódico que a su hijo se le practicaba uno cada seis meses.” Los expansores de piel utilizados en el procedimiento fueron como implantes de mamarios”, afirmó. Los pusieron, rellenos de solución salina, dentro de la piel del niño durante tres meses para que crecieran y triplicaran su tamaño “como un globo de agua.” Luego utilizaron la piel estirada para cubrir áreas de donde se eliminaron las manchas. “Retiramos cerca del 50%, entre las áreas más sensibles del cuerpo, incluyendo el cuello, los hombros y la parte superior de la espalda.”

Los padres dijeron que han enfrentado una serie de problemas con un algunos “curiosos pero crueles” que en ocasiones llaman al niño “monstruo”. Sin embargo, para combatir esto, el padre comenzó a distribuir volantes informativos que explican la enfermedad con un enlace a una página de Facebook que habla de la misma.

“Una vez en el supermercado, el gerente nos pidió que nos fuéramos, porque uno de los clientes estaba incómodo por la apariencia de nuestro hijo. Fue perturbador”, dijo la madre. Junto con la cirugía, el niño también pasa por pruebas de resonancia dos veces al año para asegurar que sus machas no se conviertan en tumores cancerosos.

“No sabemos lo que depara el futuro. En este momento, él puede tener días, semanas, años o décadas – es por eso que estamos haciendo todo lo posible para mantenerlo con nosotros”, dijo Kara. Las estadísticas sugieren que las posibilidades de que dichas manchas se vuelvan cancerosas son relativas y varían entre 5-10% o 1-2% de los casos.

Los padres crearon una página de recaudación de fondos en GoFundMe para aquellos que deseen donar dinero para ayudar en el tratamiento.

About these ads
About these ads

Comments

Be the first to comment

Leave a Reply