Lleva 500 años muerta pero lo que los científicos descubrieron dentro paralizo todo el mundo

Todos los días nos encontramos con historias de descubrimientos de nuestros antepasados impresionantes, y esta historia te dejara con la boca abierta, de un descubrimiento de lo que era algunos de los rituales de la cultura Inca. Lo que encontraron en un volcán argentino de nuestros antepasados es realmente asombroso. Esta cultura cada vez más se ha demostrado como ha podido trascender entre las generaciones. Explorarla y conocer de ella cada vez es mas interesante.

Hoy te hablamos de “Maiden”, quien era una jovencita inca que tenía sólo 15 años cuando murió. Resulta que su cuerpo congelado fue encontrado en 1999 en un volcán argentino por unos exploradores. Como podrás ver por ti mismo en la imagen a continuación, el cuerpo de la chica está perfectamente conservado, a pesar que ella haya muerto hace más de 500 años atrás.

La historia que se maneja en base a esta chica es que ella fue escogida por los Incas para hacer un sacrificio a sus Dioses. Resulta que los jóvenes que eran escogidos eran llevados a lo más alto de una montaña, en donde estos eran alimentados durante el camino con hojas de coca, pero al llegar al sitio les daban una bebida que los intoxicaba, y después el sacerdote inca los mataba o los dejaba ahí para que murieran finalmente congelados. Recientemente, los científicos que examinan su cuerpo descubrieron algo increíble en torno a Maiden…

Aparentemente, la muerte de esta joven inca que fue encontrada en un volcán argentino, segùn las tradiciones Incas era porque eran seleccionados para vivir con los Dioses, pero realmente es un sacrificio que le hicieron los Incas a sus Dioses. Pero, precisamente fue el proceso de este sacrificio lo que les llamó la atención a los científicos, y es por eso que ellos siguieron investigando y descubrieron que la gran cantidad de coca entre sus dientes indicaba que probablemente fue sedada antes de morir.

Resulta además que encontraron otra cosa más crucial en “Maiden”, ella tenía una bacteria parecida a la tuberculosis cuando murió. Los científicos han llegado a pensar que el descubrimiento de esta bacteria puede potenciar la lucha contra nuevas o viejas enfermedades. Por lo que, a pesar de que esta joven chica Inca murió hace 500 años, su sacrificio, en la actualidad, puede que ayude en la cura de enfermedades que afectan a los seres humanos hoy en día.

About these ads