Familia ha encontrado viva a una tortuga que habían perdido hace 34 años.

Hace ya 34 años exactamente, una linda y simpática tortuga con sus 4 patitas rojas, de nombre Manuela había desaparecido de su hogar en el cual ella se encontraba viviendo con sus familiares.

Todo esto había ocurrido en un conocido barrio llamado Rialengo, que se encuentra ubicado en la ciudad de Río de Janeiro, al sureste de Brasil. Sin embargo, ellos como familia habían sentido mucho dolor por la pérdida de la mascota.

Al darse cuenta de esto, la familia de ella le había echado la culpa a los albañiles que se habían encargado de hacer las respectivas remodelaciones porque muchas veces les habían advertido que de ninguna manera dejaran abierta la puerta de la calle porque la tortuga podría aprovechar ese momento para ir a dar una vuelta. Pero una vuelta que obviamente para ellos y durante muchos años, jamás tuvo ningún retorno.

El padre de familia, de nombre Leonel Almeida, se fue quedando completamente solo. A través de los años, su esposa había fallecido, y sus hijos habían crecido y ya se habían independizado. Un mes después, el señor Leonel falleció.

Sus hijos regresaron a la casa para ponerla en orden y luego poder venderla. El señor había llenado el sótano de cosas completamente inútiles: Muebles viejos, par de tv descompuestos, mucho polvo. Y muchas cajas de cartón, unas vacías y otras llenas de cosas.

3-7

Y en una de aquellas cajas, la cual se encontraba completamente rota, estaba Manuela. Su propio hijo comenta lo siguiente en el momento que sintió al ver la tortuga: “Quedé pálido, no podía creerlo. Yo crecí jugando con Manuela. La emoción al verla fue inmensa. Según nos dijeron los veterinarios que la habían atendido, se mantuvo con vida alimentándose de termitas y bebiendo las gotas de agua que se condensaban”.

Este tipo de tortugas pueden comer casi cualquier cosa
Las termitas que llegaron a encontrar en ese lugar, tenían muchísimos años habitando ahí y durante todos esos 34 años fueron devastando absolutamente todo lo que se guardaba en ese rincón, un lugar al que la familia casi nunca entraba. Ellos jamás llegaron a pensar que la mascota se encontraría precisamente en ese mismo sitio, esperando a que por casualidad algunos de ellos llegaran a rescatarla.

4-6

El caso ha provocado un grandísimo e importante interés en ese país, tanto es así que el canal televisivo Globo ha realizado una interesante noticia y hasta convocaron a un veterinario cirujano especializado exclusivamente en pájaros y réptiles que trabaja nada más y nada menos que en el Center for Avian and Exotic Medicine de Nueva York City y además de eso, es consultor de la revista National Geographic.

El médico ha explicado de forma clara que las tortugas tienen reservas de grasa a las que acuden cuando pasan hambre, y se recuperan cuando vuelven a alimentarse.

Y en el caso del tipo de Manuela, llamada “Patas Rojas”, se trata de una tortuga selvática que tienen la peculiaridad de poder bajar su temperatura corpórea y modificar sus procesos fisiológicos, lo que les permite entrar en una especie de Stand By.

2-6

La especie de tortugas a la que pertenece Manuela vive en los bosques de América Central y comen de todo: fruta, flores, insectos muertos y hasta madera. Si algo distingue a este tipo de tortugas es que no tienen miedo al hombre, son cariñosas, tanto con los seres humanos, como con otros animales. Y por eso, esa familia la compraron en el año 1975: para que fuera una compañía para sus hijos. Manuela es una sobreviviente.

Durante esos 34 años ha vivido en soledad, comiendo lo que podía. Escuchando las risas, las peleas, las alegrías y las tristezas de sus dueños. Allí abajo, a pocos metros. Sin poder avisar que los estaba esperando sin rendirse. Ni siquiera cuando Leonel marchó y la casa quedó en silencio.

La tortuga nunca se entregó, un gran ejemplo. Ahora volverá a estar en compañía y lo merece largamente. Ya aprendió todo de la soledad, incluso a hacerle una burla a la muerte. Poco rival ante una tortuga aferrada a la vida.

About these ads

Comments

Be the first to comment

Leave a Reply