Este remedio es conocido como el terror de las várices y tú lo puedes preparar en casa

A pesar de que las venas várices pueden darse, en muchos casos, debido a una combinación sutil de nuestra herencia genética y el estilo de vida que llevamos, existen muchas formas de prevenirlas o de tratarlas. Por ejemplo, si nuestras madres sufren o han sufrido de venas várices, entonces es esencial tener esto en cuenta, con el propósito de prevenir la aparición de estas o evitar que avancen. Algo tan simple como evitar el sedentarismo y mantener una dieta rica en antioxidantes, agua, frutas y verduras, podría ayudarnos mucho.

Muchas veces no contamos con el dinero para tratamiento de venas várices; pero sin saberlo, podríamos tener el remedio en nuestra nevera y además de ser económico, podríamos disfrutar de sus beneficios, sin tener efectos secundarios. Estamos hablando de la remolacha, la cual es rica en nitratos, lo que nos permite mejorar la circulación de la sangre. Lo que hacen los nitratos, es dilatar los vasos sanguíneos, gracias al óxido nítrico, permitiendo así un mayor flujo de oxígeno y de presión arterial. Además, este atractivo tubérculo de color contiene betaína, un potente antioxidante con propiedades anti-inflamatorias; el cual actúa como fungicida y nos permite desintoxicar el cuerpo.

Otro ingrediente que podríamos tener en nuestra dispensa y que además es económico y saludable. El perejil contiene dos elementos muy poderosos que permiten reducir y tratar las venas várices: la luteolina y la vitamina C. Estos dos componentes  actúan como agentes anti-inflamatorios y ayudan a reducir el riesgo de trombosis y a aliviar la hinchazón en las piernas. El perejil contiene una gran “Arsenal” de antioxidantes capaces de purificar nuestro organismo y facilitar la circulación sanguínea, ya que promueve un retorno sanguíneo saludable.

Preparación de jugo de remolacha y perejil para combatir las várices:

alimentacion-batido-varices

Necesitarás 1 remolacha, 1 cucharada de perejil (5 g), 1 taza de agua (200 ml) y jugo de limón ½. Cuando tengas estos ingredientes, vas a lavar y pelar la remolacha y la vas a cortar en cuatro pedazos.

Después vas a lavar las hojas de perejil y vas a ponerlas junto con la remolacha, el agua y el limón en la licuadora hasta que de una mezcla bien consistente.

Lo ideal es que bebas este jugo por las mañanas, alrededor de tres veces  por semana. De esta manera va a mejorar la circulación en tu sangre y poco a poco (acompañado de actividad física), irán desapareciendo las venas várices de tus piernas.

 

About these ads

Comments

Be the first to comment

Leave a Reply