Este niño fue rescatado pero el gritaba: mátenme por favor, no saben lo que hice

Ser niño puede considerarse el mejor regalo de la vida. Todo es inocencia y bondad, pero no siempre es así.

Las historias de vida de algunos niños son dolorosas y aterradoras. Te hacen pensar que el mundo ha ido matando la infancia y la inocencia poco a poco.

Javier es un niño como cualquier otro, apenas tiene 6 años de edad. Sin embargo, con tan corta edad ha vivido unas situaciones que son difíciles incluso para los adultos. Todo lo que le ha pasado ha ido formando su personalidad.

Seguramente te conmoverás al saber todo lo que ha vivido Javier. Este pequeño tenía una vida normal en Filadelfia junto con sus padres y su hermana de 2 años. Desafortunadamente, un hombre 42 años y una mujer de 31 años secuestraron a ambos niños para cambiarles la vida por siempre.

A los 17 días de su secuestro ocurrió lo peor para el niño

Los desalmados maleantes eran traficantes de órganos. Y, cuando se cumplieron 17 días del cautiverio Javier escuchó una conversación entre los secuestradores. Una niña necesitaba un trasplante de corneas y que le sacarían los ojos a su hermana.

Al oír esta terrible conversación, Javier reaccionó rápidamente y pensó que debía evitarle los sufrimientos a su pequeña hermana. Durante un descuido de los secuestradores, el niño tomó el arma y a su hermana. La recostó de espalda contra la pared y entre lágrimas le quitó la vida.

Los vecinos alertaron a las autoridades, al llegar al lugar encontraron un escenario tétrico en el sótano. Había 14 cuerpos de niños de menos de 8 años de edad. Varios en estado de desnutrición, pero lo más triste fue que cuando rescataron a Javier, el pequeño gritaba “Mátenme, no saben lo que hice”.

Actualmente, Javier y sus padres reciben tratamiento psicológico para superar e intentar olvidar este terrible trauma.

About these ads

Comments

Be the first to comment

Leave a Reply