Esta persona usa un pene como firma desde hace cinco años (FOTOS)

Un hombre que cambió su firma por un dibujo de un pene “como una broma” lleva litigando cinco años con las autoridades australianas para que pueda ser admitida.

La primera vez que firmó con el ofensivo dibujo, Jared supuso que todo iría bien, y que sólo debería cambiarla el próximo año.

Jared Hyams garabateó el dibujo subido de tono en un formulario para la Comisión Electoral de Australia a modo de broma.

Pero no tenía idea de que le implicaría una batalla legal de cinco años con diversas autoridades, para aceptarlo como una firma.

australian-man-penis-signature_0038

Jared afirmó: “Pensé que sería gracioso, que lo aprobarían y que el año siguiente podría firmar algo diferente”.

“Pero cuando hice esa firma, de repente, todo se fue a la mierda. Me la pasaba recibiendo cartas y llamadas telefónicas que me decía que no podía tenerla. Pensé, esto es interesante, ¿por qué no?”

australian-man-penis-signature_0039

Así que el joven oriundo de Melbourne hizo lo que cualquiera haría en su lugar, se inscribió para estudiar una licenciatura en derecho, decidido a enfrentar al gobierno australiano.

Jared  adoptó el símbolo fálico como su firma, y la utilizó para aplicar con éxito una licencia de conducir en Victoria, una prueba oficial de tarjeta de identidad, una tarjeta de la obra social y varias tarjetas de estudiante.

australian-man-penis-signature_0040

El bromista incluso abrió una cuenta bancaria con su documento recién estrenado.

Pero algunas agencias no compartían su sentido del humor, de hecho VicRoads, que procesa licencias para conductores, en un principio le rechazó la firma.

Jared judicializó su caso dos veces, pero las dos veces fue descartada ​​por un magistrado. El Departamento de Comercio y Asuntos Exteriores le negó un pasaporte debido al símbolo fálico y advirtió que “podría constituir acoso sexual” hacia el personal.

australian-man-penis-signature_0042

Hasta el momento, Jared no ha tenido suerte con el uso del pene garabateado para cambiar su dirección en el registro electoral, incluso después de tomar en la larga batalla a su cargo.

Y sostiene que continuará la lucha de las autoridades hasta que ya no se opongan a su firma.

 

Te puede interesar

Comments

Be the first to comment

Leave a Reply