Esta es la historia de la tigresa más triste del mundo

Ella es Aasha; una tigre de bengala que fue encontrada con tan sólo nueve meses, Cuando encontraron a esta felina, pesaba tan sólo 13 kilogramos; alrededor de un cuarto del peso normal para su edad; pero normal para un cachorro de tres meses. Afortunadamente esta tigresa fue rescatada.

Según información de la web de Bored Panda, esta tigresa habría pertenecido a un circo ambulante, donde fue maltratada por los seres humanos y también por un tigre mucho más grande. Sin embargo, el activista Vicky Keahey, fundador de  In-Sync Exotics Wildlife Rescue and Educational Center, logró rescatar al animal y lo mantuvo bajo su cuidado desde 2011.

Ella dijo que Aasha había perdido gran parte de su cabello y su piel estaba seca y agrietada cuando la encontraron. La cachorra también sufría de tiña y tenía muchas heridas abiertas. “Cada día, dos o tres veces, yo le tenía que suministrar medicina y casi todo el tiempo estuve con ella”, dijo Keahey. añadió que a veces tenía que perseguir al anima, ya que no le gustaba tomar los baños medicados.

Sin embargo, los esfuerzos fueron recompensados para Keahey; ya que después de ocho semanas de tratamiento, la piel Aasha comenzó a sanar y rápidamente había aprendido a nadar. “Después de ocho meses comenzó a verse como un tigre de verdad”, dijo.

Al final, la tigresa conoció a un tigre más grande llamado Smuggler, el cual, según el cuidador, parecía estar enamorado de ella y siempre se estaba exhibiendo. Ahora los dos están viviendo juntos en la sede de la organización y Aasha ha experimentado una recuperación “milagrosa”; la cual le ha llevado a alcanzar un estado de recuperación total.

3

2

About these ads

Comments

Be the first to comment

Leave a Reply