Esta es la razón por la cual no debes volver a comer alitas de pollo nunca más en tu vida

Esta historia fue enviada por uno de nuestros seguidores, para mantenerlo en el anonimato por petición suya! Es importante que sepa que se trata de una historia de la vida real y esperamos que tome nota de esta increíble advertencia:

“Una amiga mía, recientemente tuvo un crecimiento en su vientre y se sometió a una cirugía para extirpar un quiste. El quiste eliminado estaba lleno de una sangre de color oscuro. Ella pensó que se recuperaría después de la cirugía, pero estaba en muy mal estado. Dio una recaída unos meses después de la cirugía. Ella fue a su ginecólogo para una consulta. Durante su consulta, el médico hizo una pregunta que la desconcertó. Le preguntó si ella consumía con frecuencia alas de pollo y ella respondió que sí, preguntándose cómo sabía de sus hábitos alimenticios.”

Muchos expertos de todo el mundo afirman que los pollos son inyectados con esteroides para acelerar su crecimiento, para que las necesidades de esta sociedad se puedan cumplir. Esta necesidad no es otra que la necesidad de alimentos.

Los pollos son inyectados con esteroides en el cuello o las alas. Por lo tanto, en estas partes es donde los pollos tienen la concentración más alta de esteroides.

También debe saber que estos esteroides tienen efectos terribles en el cuerpo, ya que aceleran el crecimiento. Tienen un efecto aún más peligroso para las mujeres, puesto que podrían provocar cambios en sus hormonas, esto concierne más a las mujeres que son más propensas al crecimiento de quistes en el útero y las mamas.

About these ads

Comments

Be the first to comment

Leave a Reply