En esta ciudad las personas viven sin política, sin religión, sin dinero y cualquiera puede vivir aquí

La ciudad donde vivimos siempre tiene problemas por política, religión o dinero, esta es nuestra realidad. Sin embargo, no todos los lugares son así, hay algunos en los que estos tres aspectos no representan ningún inconveniente, sencillamente porque no existen. Aunque parezca increíble es cierto, hay una ciudad en la que las personas viven felices porque no siguen los cánones establecidos por la sociedad.

Quizás estás pensando “esa ciudad seguro existió hace mucho tiempo” pero no, es en la actualidad. Se llama Auroville y es el lugar más feliz para vivir. Todos quienes lo conocen desean quedarse para siempre porque es un remanso de paz. Allí los habitantes no se preocupan por gobiernos, por religiones y mucho menos por el dinero. La han llamado el nuevo paraíso y puede que tengan razón, un lugar sin problemas significa una vida feliz.

La mayor parte de la ciudad fue construida con arquitectura experimental y además se está posicionando como modelo de eco-ciudad sustentable. Aunque científicamente es una ciudad, quienes allí habitan prefieren llamarlo aldea. Y es que los métodos de vida se remontan a los de la antigüedad: cultivos y canjes. En este lugar la paz es la posesión más valiosa, todos trabajan para mantenerla y los habitantes conviven para el beneficio común.

“Mirra Alfassa es La madre de esta ciudad”. Fue fundada en 1968 y fue acogida como ciudad internacional por la UNESCO. Todos sus habitantes pertenecen a más de 50 nacionalidades y culturas diferentes y viven sin inconvenientes.

Auroville se encuentra ubicada en la India Meridional, a 150 kilómetros de Chenai en Madrás. A pesar de que su ubicación está en uno de los países con la religión más compleja, han logrado conseguir la paz que buscaban.

primipassi

Las construcciones varían frecuentemente. Esto se debe a que estas estructuras buscan optimizar el uso de energías renovables y tienen como objetivo principal: la reutilización y el reciclaje. Así que no solo conviven en paz entre ellos sino que buscan vivir en paz con el ambiente. Desarrollan microcultivo en más de 160 hectáreas, eso asegura los alimentos para todos.

La madre dijo: “Debería haber en la Tierra un lugar que ninguna nación pudiese reclamar como suyo; donde todo ser humano de buena voluntad que tuviera una aspiración sincera, pudiera vivir libre como ciudadano del mundo, obedeciendo a una sola autoridad, la de la suprema verdad. Un lugar de paz, de concordia y de armonía donde todo instinto de lucha en el hombre fuera usado exclusivamente para vencer la causa de sus sufrimientos y sus miserias, para superar sus debilidades y su ignorancia, y para triunfar sobre sus limitaciones y sus incapacidades. Un lugar donde las necesidades del espíritu y el interés de progreso prevalecieran sobre la satisfacción de los deseos y las pasiones o la búsqueda de placeres y el goce material”.

About these ads
About these ads

Comments

Be the first to comment

Leave a Reply