Ella no presto atención a estos síntomas y murió en una semana de cáncer de cuello uterino

La joven llamada Amanda Booth, de 28 años de edad, madre de tres niños murió de cáncer, todo por ignorar los síntomas y por su miedo a hacerse una prueba de cuello uterino.

Esta es una historia real:

La verdadera razón por la que dejó a sus 3 hijos y murió fue porque tenía demasiado miedo de hacerse un examen médico. No pudo determinar los primeros síntomas, y lamentablemente, la enfermedad se hizo paso en su cuerpo.

Cuando ella descubrió la enfermedad, esta se extendió por todo su cuerpo. Pero se descubrió después de una hemorragia vaginal grave. La enfermedad estaba en la última etapa, por lo que decidió no tomar la quimioterapia ni la radiación, debido a que el cáncer estaba demasiado desarrollado y era incurable.

El propósito de esta historia es abrir su mente, para informarle acerca de las situaciones. Usted nunca debe ignorar los síntomas. Se necesitan chequeos médicos y consultas con el fin de proteger a nuestro ser a tiempo.

Ella tenía los siguientes síntomas:
Dolores durante las relaciones sexuales vaginales, sangrado fuera del ciclo menstrual, dolor al orinar, secreciones vaginales con mal olor.

Comparte con tus amigos las mujeres a veces están demasiado ocupadas y no le prestan atención a este tipo de cosas con regularidad.

About these ads
About these ads

Comments

Be the first to comment

Leave a Reply