El oso más triste del mundo vive en centro comercial para diversión de los clientes

El segundo oso polar más triste del mundo, (el primero murió en el zoológico de Mendoza, Argentina) parece que le sigue los pasos a su antecesor, y es que el majestuoso animal vive triste adentro de un centro comercial en China, mientras la gente se toma selfies con él, sin importarles su sufrimiento.

El centro comercial de la provincia de Guanghzou es el lugar donde el oso polar vive triste y confinado en un pequeño habitad con el único propósito de que los asistentes puedan tomarle fotografías a su antojo.

Pese de ser una especie en peligro de extinción, el animal vive bajo el acoso de los clientes del centro comercial y sus cámaras fotográficas.

Es tanta su desesperación, que el animal golpea el vidrio de seguridad que lo separa de la libertad; por ello ha surgido una campaña en redes sociales que solicita la liberación del oso polar, pues una selfie no vale la vida de tan majestuoso ser vivo.

Los comentarios respecto a la vida del oso en cautiverio no se han hecho esperar: “No entiendo porqué nos sentimos con el derecho de disponer de la vida de otros seres vivos”, “Deben trasladarlo a su hábitat natural antes de que muera de tristeza”, “Es vergonzoso a lo que ha llegado nuestra especie”, entre otros.

About these ads

Comments

Be the first to comment

Leave a Reply