Desintoxica tu hígado en tan sólo una semana con estos cuatro alimentos

Con el estilo de vida que llevamos la mayoría de los humanos hoy en día, nunca está demás limpiar nuestro organismo, y que mejor que desintoxicar nuestro hígado.

Una forma en la que el cuerpo se deshace de las toxinas en nuestro organismo, es a través del hígado. El hígado regula la mayor parte de los niveles de sustancias químicas en la sangre, y excreta un producto llamado bilis, para ayudar a descomponer las grasas, preparándolas para la digestión y absorción.

Toda la sangre que sale del estómago y los intestinos pasa a través del hígado, donde la sangre es procesada y es convertida en nutrientes que ayudarán a que el cuerpo funcione.

El hígado está trabajando todo el tiempo para desintoxicar la sangre y producir bilis; con el propósito de almacenar vitaminas esenciales, minerales y hierro. Cuando el hígado no funciona correctamente, el proceso de digestión; especialmente la digestión de las grasas, se ve bastante afectado.

Incorpora estos cuatro alimentos en tu dieta para que puedas tener un hígado saludable y por ende un organismo que funcione bien.

Ajo: Te guste o no, el ajo contiene una variedad de potentes beneficios para el hígado. El selenio es un mineral que se encuentra en el ajo y aumenta la acción de los antioxidantes para ayudar al hígado en el proceso de desintoxicación. La arginina es un aminoácido en el ajo que juega un papel importante en la relajación de los vasos sanguíneos, lo que ayuda a aliviar la presión de la sangre en el hígado.

Toronja: La toronja es una fruta rica en vitamina C y glutatión, el cual es producido naturalmente por el hígado. El glutatión participa en varios procesos en el organismo, incluyendo la construcción y reparación de tejidos y la producción de productos químicos y proteínas que el cuerpo necesita. La toronja contiene más de 70 mg de glutatión, lo que ayuda al hígado en la producción de enzimas de desintoxicación.

Verduras: Se ha demostrado que las verduras de hojas verdes desintoxican el hígado mediante la neutralización de metales, productos químicos y pesticidas que provienen tanto de alimentos como del medio ambiente. Se cree que las espinacas aumentan el flujo de bilis para ayudar al cuerpo a deshacerse de los residuos. El brócoli, la coliflor, las coles y otras verduras verdes ayudan a que el hígado produzca encimas para la eliminación de toxinas.

El aguacate: Los aguacates también contienen glutatión, así como vitamina C y E, los cuales actúan como antioxidantes para neutralizar los radicales libres y proteger las células del hígado de cualquier daño. La vitamina E y la vitamina K contenida en los aguacates, también actúan como un anti-inflamatorio.

About these ads
About these ads

Comments

Be the first to comment

Leave a Reply