Crean un tenedor eléctrico que le da sabor a los alimentos

¿Sabías que la electricidad puede alterar el gusto de las comidas? Para probarlo nada mejor que este revolucionario tenedor eléctrico diseñado por investigadores japoneses, que puede hacer que cualquier plato parezca salado, actuando como sustituto para el popular condimento.

Según Hiromi Nakamura, una investigadora de la Universidad Meiji de Tokio, la tecnología puede ser muy útil para las personas con dietas especiales. Los pacientes con presión arterial baja, por ejemplo, pueden tener una dieta baja en sal y seguir disfrutando de alimentos deliciosos. Y gracias al tenedor eléctrico, no hay ningún riesgo de salar la comida en exceso. ¡Por suerte el voltaje es tan bajo que no hay riesgo de electrocutarse!

electric-fork3-600x337

La idea de combinar la electricidad con la alimentación fue revelada por primera vez como un experimento en la Conferencia Computer Human Interaction, en Austin, Texas, en 2012. Nakamura y su equipo conectaron un cable a una batería de 9 voltios y lo pasaron a través de un sorbete colocado en un vaso de limonada dulce. Los voluntarios informaron que la limonada “recargada” tenía un gusto “más suave”, porque la electricidad simulaba el sabor de la sal.

Nakamura, junto con el profesor Homei Miyashita, llamaron al experimento ‘degustación aumentada,’ y desde entonces han perfeccionado la tecnología para transferir una carga eléctrica a la alimentación a través de tenedores y palillos.  “La parte metálica del tenedor es un electrodo, y el mango es otra “, explica Nakamura. “Cuando alguien toma un pedazo de comida con el tenedor y lo pone en su boca, se cierra el circuito. Al quitar el tenedor de la boca, se desconecta. Por lo que, en realidad, funciona como un interruptor”.

“El objetivo de nuestro sistema es obtener una nueva capa de la lengua, capaz de detectar gustos que no podían percibirse previamente.”

El anfitrión de Munchies, Simon Klose, quien recientemente visitó a Nakamura para probar el tenedor, describió esta forma de “hackear alimentos” como una de las experiencias gastronómicas más intensas que ha tenido. “Cuando escuché hablar por primera vez de la comida eléctrica me dio un poco de miedo”, afirmó, en un documental de 15 minutos sobre la nueva tecnología. Más tarde utilizó un tenedor eléctrico para comer pollo frito, y encontró que la salinidad aumentaba considerablemente a medida que la energía eléctrica subía en el marcador.

electric-fork4-600x338

“Es muy salada!”, dijo después de tomar un bocado. “Es genial. Casi saca chispas. Tiene una efervescencia picante, como pollo carbonatado”.

Nakamura explicó que el gusto eléctrico en realidad ha existido por más de 250 años, y que fue descubierto por un hombre llamado Sulzer. “El punto de partida de Alessandro Volta para inventar la batería fue en realidad cuando Sulzer tomó dos placas metálicas diferentes y las puso en su lengua. Sintió una especie de gusto eléctrico. Y así fue como nació la batería”.

La investigadora también pasó a descubrir el sabor de la electricidad por accidente. “Estaba investigando si podíamos controlar ordenadores con nuestra lengua”, dijo. “Me preguntaba cómo enviar retroalimentación que se pudiera sentir con la lengua. Fue entonces cuando empecé a usar la electricidad. Un día comencé a añadir electricidad a la alimentación. Pero cuando encendía la electricidad, el sabor cambiaba”.

electric-fork2-600x334

Más tarde se dio cuenta de que la electricidad no tiene células del gusto propias, sino que en realidad estaba experimentando los efectos de la electricidad en sus propias papilas gustativas. “Los sabores básicos son dulce, salado, amargo y ácido”, dijo. “Todos esos gustos tienen las células del gusto en la lengua. La electricidad estimula el paladar, pero aún no sabemos exactamente cómo”.

Nakamura ha estado probando alimentos ‘eléctricos’ durante los últimos tres o cuatro años, en un intento de comprender mejor el fenómeno.  “Para mí, la “comida hackeada” tiene que ver con el aumento o la disminución de la comida de verdad”, dijo. “Puede parecer que estamos cocinando, pero en realidad estamos trabajando en los sentidos humanos. Estamos inventando dispositivos para agregar electricidad a la lengua. Estamos tratando de crear un gusto virtual”.

Te puede interesar

Comments

Be the first to comment

Leave a Reply