Asesinó a su esposa tras una discusión y asi escondió el cadáver en un sillón

Una fuerte discusión con groserías detonó el enojo de su marido, quien no soportó los insultos, la tomó por el cuello y la ahorcó hasta matarla, sin embargo, para deshacerse del cuerpo lo escondió en el sillón de su casa y después huyó.

Pero la justicia le llegó 18 años después del asesinato de su mujer, ocurrido en febrero de 1998, por lo que la Procuraduría General de Justicia capitalina dio a conocer que el juez 40 Penal del Reclusorio Preventivo Norte, dictó sentencia a 21 años y 3 meses de prisión, así como el pago de 23 mil 858 pesos por reparación del daño y gastos funerarios a Juan Francisco Bravo Hernández.

Y es que según detalla el expediente del asesino, que el día en que acabó con la vida de su esposa, ambos se encontraban en su domicilio (calle Poniente 147-A, colonia Nuevo México, delegación Miguel Hidalgo) cuando comenzó la pelea.

Una agitada discusión -con todo y groserías- hizo perder la paciencia a Juan Francisco, por lo que reaccionó estrangulándola hasta que la mujer quedó sin vida. De esta manera, tomó el cadáver y lo escondió debajo del sillón de su casa y se dio a la fuga.

Autoridades iniciaron investigación y en ella descubrieron que el agresor sí había sido el marido de la señora, gracias al testimonio de dos menores que estaban en la casa. Fue así como detuvieron al asesino y hasta hoy pudieron dictarle sentencia.

About these ads

Comments

Be the first to comment

Leave a Reply