Aprende a desbloquear el nervio ciático: 2 maneras sencillas para terminar con el dolor

Pocos dolores pueden ser tan agudos como el del nervio ciático. Es un dolor punzante que comienza a la altura de la cadera, se extiende por los glúteos y termina en la pierna.

Este dolor nos paraliza. Un dolor agudo generado por la presión que se ejerce sobre ese nervio.

Por lo general esta dolencia afecta a personas mayores, pero también es común ver mujeres embarazadas con dolores lumbares debido al nervio ciático.

Esto suele suceder por la pérdida de elasticidad de los músculos de las piernas o también por la contracción de esos mismos músculos, un proceso que comienza entre los 30 y los 35 años.

Los traumatólogos suelen administrar medicamentos antiinflamatorios para estas dolencias. Si bien sabemos que los antiinflamatorios ayudan con el dolor, también es sabido que tienen como efecto secundario un impacto a nivel estomacal o intestinal.

Es por eso que te vamos a recomendar unos ejercicios de estiramiento muscular que te ayudarán a aliviar el dolor y en caso de tomar medicamentos, estos estiramientos pueden ser un buen complemento para tratar los dolores del nervio ciático.

Procura comenzar con este ejercicio de manera suave y lenta. Sabemos que el dolor es intenso y que en un primer momento cualquier movimiento nos parece imposible de realizar.

Haz esto de manera gradual y según tus posibilidades.

1- Sobre una superficie plana, estira tu cuerpo y flexiona la pierna en donde se concentra el dolor, llevando la rodilla en dirección al hombro.

En cuanto sientas la tensión, detén el movimiento y trata de sostener esta posición por 30 segundos.

Vuelve la pierna a su posición horizontal y repite este movimiento tratando de agilizar el ejercicio cada vez un poco más.

2- En una superficie plana realiza el mismo movimiento de rodilla hacia el hombro, pero luego crúzala por encima de la otra pierna. Por ejemplo, si elevas la pierna derecha, crúzala por sobre la izquierda y sujeta la izquierda con tus manos.

Este es un movimiento un tanto más complejo, pero es necesario tener en cuenta que precisamente para aliviar los dolores del nervio ciático es necesario moverse y flexionar las rodillas.

Sostén la posición unos 30 segundos y repite con la otra pierna.

El movimiento te asegura una estimulación del flujo sanguíneo, importante para aliviar la inflamación y la tensión muscular. No dudes de que estos ejercicios te ayudarán a acelerar tu recuperación.

About these ads

Comments

Be the first to comment

Leave a Reply