Abren el primer supermercado de comida caducada del mundo

En un intento por combatir el problema del desperdicio de alimentos en el país, Dinamarca abrió el primer supermercado del mundo que vende productos vencidos o dañados.

Desde la inauguración en Copenhague la semana pasada, la gente ha estado haciendo cola afuera de WeFood para tener la oportunidad de comprar artículos con descuentos que de otro modo, habrían ido a parar a la basura por tener envases dañados o fechas de caducidad muy cortas. Los alimentos, cosméticos y otros artículos para el hogar en WeFood tienen un precio de 30 a 50 por ciento más bajos que en las tiendas regulares.

WeFood-supermarket-600x400

“WeFood es el primer supermercado de este tipo en Dinamarca y quizás del mundo, ya que no sólo se dirige a los compradores de bajos ingresos, sino a cualquiera que está preocupado por la cantidad de desperdicios de alimentos producidos en el país”, afirmó Bjerre, director del proyecto. “Mucha gente ve esto como una forma positiva y políticamente correcta de enfocar la cuestión.” La gran inauguración contó con la presencia de la princesa María de Dinamarca, y el ex ministro para la alimentación y el medio ambiente, Eva Kjer Hansen.

“Es absurdo que la comida se tire a la basura”, dijo Hansen, que tuvo palabras de elogio para la iniciativa. “Es malo para el medio ambiente y es dinero desperdiciado. Un supermercado como WeFood tiene mucho sentido y es un paso importante en la batalla para luchar contra el desperdicio de alimentos.”

Mientras que sólo en Dinamarca se estima que se pierden cerca de 700.000 toneladas de alimentos cada año, las Naciones Unidas han declarado que a nivel mundial, el desperdicio de alimentos asciende a la friolera de 1,3 millones de toneladas. Estas son cifras impactantes, teniendo en cuenta el hecho de que alrededor de 795 millones de personas en el mundo están desnutridas, según el Programa Mundial de Alimentos.

WeFood-supermarket2-600x608

Dinamarca, sin embargo, ha adoptado varias medidas para corregir su conducta, desperdiciando un 25% menos de alimentos que hace cinco años. Una de estas iniciativas es el Banco de Alimentos, una organización local sin fines de lucro que distribuye los excedentes de alimentos a los refugios de indigentes.

El proyecto WeFood es una colaboración entre el Banco de Alimentos y la organización religiosa DanChurch Aid. Juntos reunieron más de 1 millón de coronas (cerca de 150.000 dólares) durante el año pasado, a través de crowdfunding. También tuvieron que hacer frente a muchos obstáculos legislativos, para lograr el permiso del gobierno para la venta de alimentos caducados. Finalmente se les permitió poner en práctica el proyecto. La tienda está ahora dirigida exclusivamente por voluntarios, y las ganancias se utilizan para financiar otros proyectos de DanChurch de ayuda en países en desarrollo como el sur de Sudán y Bangladesh

Te puede interesar

Comments

Be the first to comment

Leave a Reply