Comió pizza todos los días durante un año

Kyle Feeney comenzó el reto en enero de 2015: se fotografió a sí mismo comiendo una porción de pizza cada 24 horas, y luego subió los resultados en su perfil de Instagram.

“Cada vez que visitaba Nueva York terminaba comiendo pizza tres o cuatro veces en el fin de semana. Una cosa llevó a la otra, y así nació el desafío “pizzagram” comentó Kyle.

Kyle decidió entonces que quería recaudar dinero al completar el reto pizzero de un año, y eligió la fundación Autism Speaks como organización benéfica.

Kyle recaudó la impresionante suma de 10.000 dólares en donaciones en su página Go Fund Me mí durante todo el año.

This-man-ate-a-slice-of-pizza-every-day-for-a-year

Increíblemente Kyle no se enfermó durante el experimento, a pesar de las 365 rebanadas de tomate y queso que tuvo de merienda diaria.

Luego, celebró su bizarro logro tatuándose una pequeña cajita de pizza en el trasero.

Kyle reveló que subió “un par de kilos” durante el desafío, pero que tiene la intención de comenzar a hacer ejercicio de nuevamente en 2016.

 

Te puede interesar

Comments

Be the first to comment

Leave a Reply