7 cosas de tecnología que no deberías comprar (ni regalar) esta Navidad

La Navidad, una de las fechas mas recurridas para regalar tecnología.  No hablamos sólo de objetos o tendencias que sean fallidas sino de algunas se tienen que mirar con cautela a la espera de que se confirmen como tecnología de calidad y que realmente nos brinde algún beneficio.

1. Televisores curvos

an-installation-origin-of-the-curve-made-by-miguel-chevalier-from-samsung-timeless-curved-uhd-tv-screens-is-pictured-at-the-ifa-consumer-technology-fair-in-berlin

Nos lo vendieron como la gran revolución de la industria audiovisual y hoy, pasados un par de años, se ha quedado en una curiosidad que ha encarecido productos y que no ha demostrado que el aumento de precio conlleve mejores prestaciones.

Samsung se ha empeñado en implantar el televisor curvo desde 2013 con resultados desiguales. En 2014 se vendieron menos de un millón de estas pantallas y la previsión para este año asciende hasta los 3,4 millones de unidades. La web Trusted Reviews ofrece algunos argumentos a favor y en contra pero lo que sí aconseja es un gran tamaño de pantalla, por encima de las 65 pulgadas, para apreciar las bondades de una tecnología cuya aceptación depende, en gran medida, de cada usuario.

En este enlace tenemos el modelo de 65″ más barato que se puede encontrar en Amazon. Pagar 2.800 euros por un televisor nos parece una (ligera) exageración.

2. Hoverboard

el-hoverboard-amenaza-con-convertirse-en-un-regalo-estrella-de-esta-navidad

Lo primero es lo primero. Esta versión reducida del segway NO es un hoverboard: es un patín con dos ruedas que se controla gracias al equilibrio del conductor, aunque no descartamos que la nomenclatura termine por imponerse. El artilugio se ha convertido en uno de los regalos estrella de estas Navidades: es pequeño y permite recorrer distancias relativamente largas a pie en un tiempo razonable.

Como sucede con toda moda, se han multiplicado los fabricantes de este gadget lo que ha llevado a la aparición en el mercado de modelos que, por problemas con la batería, se han incendiado. En Estados Unidos se han contado diez casos en nueve estados diferentes lo que ha llevado a algunas líneas aéreas a prohibir su acceso a los aviones.

3. El nuevo Apple TV

the-new-apple-tv-is-displayed-during-an-apple-media-event-in-san-francisco

El nuevo producto de Apple para la televisión tiene mucho potencial pero por el momento se queda en eso, en potencial. Que la firma de la manzana haya incluido una Appstore y un mando con funciones táctiles que permite jugar a videojuegos es un añadido que se agradece aunque difícilmente justifica el aumento en el precio del aparato.

La implantación cada vez mayor de la televisión inteligente en los hogares y la falta de aplicaciónes que justifiquen el desembolso son dos fuertes argumentos que juegan contra el nuevo juguete de Apple. Y no hay que olvidar que la versión anterior, que sigue haciendo un trabajo muy respetable, se puede obtener por 79 euros.

 

4. ‘Smartwatches’

comparacion-de-tamanos-del-gear-s2-y-apple-watch-foto-pablo-lopez-learte

Hasta la fecha siguen siendo humo, salvo algunas cosas, que diría nuestro presidente del gobierno en funciones. La oferta está muy limitada más allá del Samsung Gear S2, el Apple Watch y los últimos modelos de Pebble para los que quieren sacrificar batería por funcionalidades. Y, por el momento, nadie parece haber dado con la tecla de lo que debería hacer un wearable.

El Apple Watch más barato se va a los 419 euros, el S2 es algo más económico, 349 euros, mientras que el Pebble gana a todos por goleada: 245 euros. Pero es más que probable que no vayas a utilizar ninguna de las funciones que ofrece. Hoy por hoy, las ventajas reales de un smartwatch no se alejan demasiado de las que ofrece una pulsera inteligente.

5. Las consolas de Nintendo: Wii U y 3DStokyo-game-show

No nos malinterpretes. Wii U y Nintendo 3DS son dos grandes consolas. La primera ha sido una incomprendida desde su lanzamiento aunque ha dado lugar a alguna que otra joya de esta generación —Super Mario 3D World es el mejor ejemplo— y la segunda ha gozado de un gran catálogo. ¿Por qué las añadimos a esta lista? Nintendo ha anunciado que trabaja en NX, una consola que no se parecerá en nada a lo que la compañía ha fabricado hasta la fecha.

No somos nosotros los que nos tiramos a la piscina. Lo ha dicho el recién nombrado presidente de la firma, Tatsumi Kimishima, en una entrevista concedida a Time: “Puedo asegurar que no estamos fabricando la nueva versión de Wii o de Wii U. Es algo único y diferente. Tenemos que alejarnos de estas plataformas para dar con algo que seduzca a nuestros consumidores”.

Que NX esté a la vuelta de la esquina —se estima que llegará al mercado a finales de 2016— tiene una consecuencia directa para sus actuales consolas en el mercado: el número de estrenos para estas máquinas va a ir en declive de aquí en adelante. Nadie quiere que un hardware recién comprado quede obsoleto en cuestión de meses.

6. Gafas de realidad virtual de baratilloa-guest-uses-a-gear-vr-virtual-reality-headset-during-a-preview-session-in-hollywood

No te equivoques, la realidad virtual va a ser una de las grandes tendencias de 2016. Y lo va a ser en cuanto salgan a la venta Oculus Rift, HTC Vive o PlayStation VR. Pero, hasta entonces, lo que hay en el mercado es un producto a medio camino que no ofrece aquello que se nos ha prometido.

Quizá el producto más interesante sean las nuevas Gear VR de Samsung —no se deben confundir con el primer modelo que costaba 199 euros— pero ir de la mano de un terminal de la firma coreana dispara el presupuesto. Hay opciones incluso por menos de 20 euros, todas con una filosofía similar a la Samsung, que no nos atrevemos a recomendar.

La hora de la verdad llegará cuando los grandes del sector pongan toda la carne sobre el asador. Por el momento, sólo es recomendable para jugones que están a la última.

7. Altavoces con wifi

con-lo-que-te-vas-a-ahorrar-en-altavoces-puedes-montar-varias-bacanales-caseras-corbis

Sabemos que a algún redactor de Teknautas se le hace la boca agua al ver los altavoces Sonos. También sabemos que el precio de cada uno de estos altavoces que se conectan a la red wifi de casa le asusta cada vez que se plantea su compra. Si uno quiere montar un equipo medio decente de altavoces Sonos, para ver cine en 5.1 y convertir nuestro salón en el garito de moda, tiene que desembolsar 1.997 euros. ¿No es un poco excesivo?

Por ese precio, y por bastante menos, existen alternativas en el mercado que ofrecen calidad de sonido y a las que se puede conectar un Chromecast Audio. El pequeño gadget de Google, cuyo precio se queda en 39 euros, es el complemento ideal para dotar de inteligencia a cualquier altavoz.

 

 

Te puede interesar

Comments

Be the first to comment

Leave a Reply