6 diferencias entre hombres y mujeres

Guerra-sexos_CLAIMA20150321_1331_27

1. Circuitos cerebrales diferentes

“No piensan como nosotras” o “no hay quien las entienda” son algunas de las afirmaciones más populares entre los dos géneros, pero ahora la ciencia demuestra que ambas tienen razón, puesto que los circuitos cerebrales de hombres y mujeres son distintos.

Los cerebros de los hombres tienen más sinapsis (proceso a través del cual se comunican las células) que los de las mujeres, de acuerdo con un estudio llevado a cabo por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas de Madrid.

En este sentido, los hombres tienden a ser mejores en la rotación mental de los objetos y la percepción espacial, mientras que las mujeres son más habilidosas en la memoria verbal y en la fluidez verbal.

cerebro

2. Las mujeres sienten el dolor de forma distinta

Según médicos expertos de la Asociación Internacional para el estudio del Dolor (IASP), las hormonas, la composición corporal y del sistema nervioso central de las mujeres provocan que sean más susceptibles a un rango de condiciones dolorosas y que las sientan de una forma distinta.

Por ejemplo, el paracetamol tiene menos efecto en las mujeres que en los hombres, y los dolores habituales como los de un ataque al corazón que suelen producirse en el pecho y el brazo izquierdo, en las mujeres se originan en los hombros y en la espalda.

3. Discutimos de manera distintas

discutir

La psicóloga Elaine D. Eaker investigó la forma en que discutían los matrimonios y averiguó que los hombres que son más propensos a quedarse en silencio, a retirarse, a decir mentiras piadosas y a evitar hablar sobre temas que puedan provocar discusiones.

Pero, las mujeres tampoco se quedan cortas, es muy común que cambien de tema o que rompan a llorar para terminar la discusión.

De igual forma, las mujeres son más manipuladoras y cabezotas, mientras que los hombres se ponen fácilmente a la defensiva. Seguro que te suena ¿no?

4. Los hombres miran más al rostro en las fotos de desnudos

Aunque el tópico diga lo contrario, el estudio publicado en la revista Hormones and Behavior probó que un mayor número de hombres que de mujeres mira primero a la cara, antes que a ninguna otra parte del cuerpo, en las fotos de desnudos, pero, además, lo hacen durante más tiempo que las mujeres.

También, de acuerdo con dicha investigación, las mujeres contemplaron las imágenes de parejas manteniendo relaciones sexuales durante un lapso mayor.

“Las mujeres que usan anticonceptivos hormonales miraban más a los genitales, mientras que las mujeres que no usaban anticonceptivos hormonales prestaban más atención a los elementos contextuales de las fotografías” explica el director del estudio Heather Rupp.

Sin embargo, ambos sexos dedican al mismo tiempo a la visualización de genitales. ¿A alguien le extraña?

5. Las mujeres comparten más sus sentimientos

Esta es otra de las creencias más extendidas. Las mujeres charlan de todo con sus amigas pero los hombres sólo hablan de temas superficiales entre ellos y les cuesta compartir sus sentimientos.

Para descubrir si esta creencia era cierta, se elaboró una investigación con cuatro estudios distintos que incluían encuestas y observaciones de cerca de 2.000 adolescentes, niños y niñas.

Para los niños, hablar de sus sentimientos no era algo útil sino una pérdida de tiempo, mientras que las niñas sentían que era positivo compartir sus problemas.

Es decir, los niños no se sienten avergonzados o débiles por contar cómo se sienten, más bien es algo a lo que simplemente no le encuentran sentido.

Esta tendencia acaba repercutiendo en las relaciones de parejas, cuando las mujeres buscan compartir sus emociones y los hombres no están interesados en hablar de ellas.

6. Vemos diferente

De acuerdo con un estudio, dirigido por el profesor de psicología del Brooklyn College, Israel Abramov, las mujeres tienen mayor capacidad para diferenciar los colores que los hombres, mientras que estos perciben mejor las distancias y los movimientos rápidos.

Israel Abramov realizó pruebas a adultos jóvenes con visión normal para poner a prueba sus cualidades ópticas. “En la mayor parte de los hombres, el espectro visible requiere una longitud de onda ligeramente más larga que las mujeres con el fin de experimentar el mismo tono”, explicó su equipo.

Los investigadores afirman que esto puede deberse a que ambos sexos desarrollaron distintas habilidades psicológicas para adaptarse a sus papeles prehistóricos. De manera, que los hombres captan los objetos en movimientos para mejorar sus cualidades como cazadores y las mujeres distinguen más colores para diferenciar los distintos frutos en su papel de recolectora.

¿Has notado alguna vez estas diferencias? ¿Estás de acuerdo con ellas?

Te puede interesar

Comments

Be the first to comment

Leave a Reply